DEPENDE...







Somos la mentira en los labios de quién no nos ha querido,
el deseo oculto de aquel que queriéndonos, no nos ha tenido.
Somos la vida en brazos de nuestra otra mitad, 
y el ataque de risa de un buen amigo.
Somos el reflejo del espejo que sostienen los demás.





©Todos los derechos reservados

Marta Azorin

Facebook: Marta Azorin

Instagram:martazorin_escritora




 



Comentarios

Entradas populares de este blog

NARRACIÓN DE NAVE LLAMANDO A TIERRA.

UN VASO MEDIO LLENO Y MEDIO VACÍO

EL MONSTRUO DE LA CASA