Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2019

Venta en Amazon

AMOR A PIE DE PISTA

Imagen
Quiero contar mi historia, porque dicen que mi memoria está fallando. En cierto modo tienen razón; muchas veces no recuerdo qué comí ayer, qué película vi o con quién hablé por la tarde. Tras un esfuerzo supremo, comienzan a venirme las imágenes, a trocitos, como cuando te comes una manzana con cuchillo, así, despedazadas.


Lo que sí recuerdo con total nitidez es el pasado; aquellos maravillosos años, como ese título de la serie que veían mis hijos en su juventud. Y es que todos, al final de nuestros días, lo decimos alguna vez.

Así que, como ya os he dicho, os voy a relatar una bonita historia:

En el Madrid de los años cincuenta, yo era un adolescente más y empezaba a tener amigas en el barrio —ya me entendéis. —Tenía una buena panda y cuando podía quedaba con ellos, aunque, en ocasiones, iba al puesto de mi padre, para que él pudiera echar la partida con los amigos y que así también descansara un poco. Pero…Ay…, suspiro pensando en aquellos días en los que el tema de las chicas estaba …

SUSTO O MUERTE

Imagen
El atardecer caía despacio, y los colores en el cielo se desdibujaban como lo hace un helado al derretirse. Lo pude observar mientras me precipitaba al vacío y decidí concentrarme en él para poder disfrutarlo una última vez.


Si dijera que sentí dolor, mentiría, pero sí mucha curiosidad por las personas que se paraban a mirarme y me hacían fotos para después colgarlas en las redes, sin piedad. Me hubiese encantado hacer ¡Vuh! ante uno de esos móviles de última generación. Reí solo de pensarlo; aunque seguramente, después, mi cara de muerta hubiera salido en una de esas bromas que te hacen mirar fijamente una imagen, para luego darte un susto;  «mejor no, sobre todo por mis padres» —pensé. 

Algunos se hacían selfies delante de mi cuerpo, imitando la imagen del emoticono azul con las manos a los lados de la cara y la boca abierta. Entonces yo me plantaba detrás de sus cabezas, con gestos amenazantes en unas, en otras ponía los dedos de la mano en V y en otras tiraba besos poniendo mi lado …

SOY OLIVIA

Imagen
Todo empezó aquel sábado en el que mi madre me dijo que tenía que ir a la peluquería.

—Vamos Samuel, que llegamos tarde. ¡Acelera! —me ordenó mientras levantaba la persiana de mi habitación. —A este paso se nos va a pasar la hora.
—No quiero cortarme el pelo—dije medio enfadado.
—¡Pero qué te ha dado hoy! Venga que no estoy para escenas.
—¿Qué pasa? —preguntó papá asomando la nariz por encima del periódico desde la cocina.
—Tu hijo, que hoy no quiere cortarse el pelo. Anda, dile tú algo.
—Venga Samuel, no hagas esperar a tu madre, que ya sabes que luego se pone… —dijo guiñándome un ojo.

Le sonreí, pero al minuto siguiente, insistí.

—¡Qué no quiero cortarme el pelo! ¿Qué hay de malo en ello?
—Pues que no puedes ir con esas pintas por el mundo, hijo—contestó papá con calma.
—Eso, tú ahí, calmadito—dijo mi madre cada vez más nerviosa, mientras hacia un gesto con las dos manos, como si estuviera sujetando un balón en cada una.

Me cogió del brazo, me sacó a rastras de casa y me metió en…