miércoles, 1 de mayo de 2019

HUELLAS




Siempre he sido de esas personas a las que se le cumplen sus sueños… literalmente. No se trata de reminiscencias ni dejavus. Se trata de acordarte de uno al levantarte y que te pase lo mismo tiempo después. ¿Os ha sucedido a vosotros alguna vez?

Esta noche me he perdido en un bosque frondoso. Una lluvia fina caía sobre mí. Abrí los brazos para dejarme llevar, sintiendo las fragancias que emanaban de los troncos, de las flores, de la tierra. Levanté mi cara hacia el cielo para impregnarme de toda esa calma que me proporcionaba el roce del agua fresca en mis mejillas, mientras contemplaba el baile organizado del que disfrutaban las copas de los árboles. Esta noche he sentido la canción de la naturaleza agradeciendo la vida.

Observé cómo las gotas resbalaban, divertidas, sobre las hojas, como si de un tobogán se tratara. De repente, me hice muy muy pequeña. Elegí el arbusto que me pareció más hermoso. Trepé por sus tallos y me coloqué sobre una de sus hojas. Me senté en su base, acurrucada y con los ojos cerrados, esperando que una de esas pequeñas gotas me atrapara por completo. Sentí el vapor del agua sobre mi frente y alcé la vista. Estaba dentro y todo a mi alrededor eran imágenes vidriosas, como cuando se ven los coches a través del parabrisas, en un día de lluvia y atasco. Resultó acogedor y terrible al mismo tiempo, como la vida cuando te hace llorar.

Me balanceé con cuidado para no romper la hermosa esfera que me cobijaba, cogí impulso y rodé a lo largo de todo el limbo, sintiendo su vida tierna y emergente. Me deslicé hacia el ápice para lanzarme como quien se tira en paracaídas.

Sonreí.

Me convertí en miles de partículas que se expandieron por el aire y colonizaron la tierra preñada de raíces y semillas. Me fundí con los olores y con el tacto y podía ver todo, en todas partes…

Si vais ahora a ese bosque no me podréis ver; pero sin que seáis conscientes, me tocaréis al acariciar una flor, me podréis oler en los días de lluvia y también cuando haga sol; me escucharéis cantar honrando a la vida y veréis cómo bailo junto a las copas de los árboles más altos, en plena libertad.

Soy una de esas personas a las que se le cumplen sus sueños… ¿No sería bonito poder algún día dejar ese tipo de huella en la humanidad: magia, vida y libertad?



4 comentarios:

Elige tu idioma

ADELANTE, PODEIS PASAR...

Bienvenidos a este maravilloso espacio, donde quiero compartir mi pasión por la literatura. Expondré cachitos de mí, hablaré de libros que me han gustado y muchas cosas más. Con mucho cariño, para todos vosotros.

COMENTA CON FACEBOOK

SUSTO O MUERTE