Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2019

NAVE LLAMANDO A TIERRA

Imagen
       Hoy, en la siesta, he pintado la frente a Gael y ni se ha enterado, pero al despertar ha ido al baño y ahora está gritándome. — ¡No me guztan estas bromas! ¡Te lo he dicho muchas veces!—. Lloriquea mirándose al espejo. Me tapo con la sábana la cara para que no escuche mi risa. — Venga, vamos a jugar un rato—le digo cuando vuelve a la habitación—. ¡Píntame también! Toda la cabeza si quieres. Tengo las pistolas de ayer en el cajón. — Vale—dice con medio puchero aún en su cara. Pobrecito, él es bastante más pequeño que yo y, en ocasiones, me aprovecho de eso. Las horas del día son tan largas a veces… Nos ponemos en pie. Él tiene que apartar algunos cables que le molestan, pero al final saltamos de las camas y comenzamos el juego. — ¡Atención, nave nodriza dirigiéndose a tierra! ¡Nos persigue una nave extraterrestre! ¡Ayuda! — ¡No te ezcaparás maldito terrícola! Vais a morir todos, ja, ja, ja—exclama exagerando una risa perversa.

SONAMBULISTAS

Imagen
LA NIÑA Hoy estoy muy contenta porque es viernes por la tarde. Las clases en el mes de mayo empiezan a resultar duras con el calor. Pero no estoy feliz solo porque llega el fin de semana. A papá hoy le toca trabajar de noche en el taxi y siempre que eso pasa, pido a mamá poder dormir con ella. Mi madre se cree que es porque me encanta descansar en esa cama. En parte sí. Pero también es porque me suelo despertar a media noche con pesadillas horribles que me dan mucho miedo. A veces me encuentro sentada en la cama gritando, sin saber qué hago ni dónde estoy. Al despertarme de golpe veo miles de sombras en la oscuridad de mi habitación, o me imagino espíritus malignos acechándome para llevarme a algún lugar tenebroso. Siento un pánico terrible. Así que, cuando duermo con mamá, me encuentro más segura, y si me despierto sé que nada malo me puede ocurrir. Ella está ahí y eso me calma. La empiezo a rascar la espalda, como excusa para que ella también se despierte. Cuando abre los oj

EL ABUELO

Imagen
Ella se desconcertó cuando vio el sobre encima de su escritorio. Más que nada porque desde el principio pensó que era misión imposible. Pero allí estaba… por fin, cuando estaba a punto de darlo todo por perdido. Le había costado muchos meses conseguir aquello, buscando en archivos, consultando ayuntamientos, escribiendo a posibles familiares, preguntando a vecinos de su pueblo…. Ya pensaba que, de existir algo de lo que buscaba, no iba a dar tiempo, que su abuelo se marcharía para siempre antes de poder darle aquella sorpresa. Abrió aquel sobre despacio, como quien tiene un tesoro mágico y teme que desaparezca. Junto a la foto había una nota en la que explicaba quién era, de esa imagen, el hombre que estaba buscando. En ella se podía contemplar la figura de un chico junto con otras personas adultas que, supuso, se trataría de los tatarabuelos y más familiares. La foto en blanco y negro y medio borrosa, posiblemente sería la única imagen que se tenía de él. La devastaci