jueves, 7 de marzo de 2019

MAMÁ Y SU COCINA

Hay momentos en el día que te trasladan al pasado de forma inevitable. Cuando la temperatura baja y el día se despierta blanco. Mi madre canta en la cocina mientras el chuf chuf de la olla silva y huele por toda la casa a ese maravilloso cocido que nos vamos a comer. Y mi madre, sigue cantando en la cocina.

Llega el esperado momento de saborear ese maravilloso manjar. Nos sentamos todos a la mesa. Ella la preside. No es un puesto de honor, es que es el mas cercano a la encimera y está mas a mano para poder levantarse a por las cosas. Mi padre sentado junto a la pared. Ése es su sitio. ¡Sí señor!, porque para un día que come en casa no se va a mover. Mi madre no lo consiente. Es un lujo, una fiesta que mi padre esté al medio día, de tanto que trabaja

Por fin hincamos el diente. En ese momento tengo un doble disfrute gastronómico: Uno, el que saboreo en ese instante, y otro las croquetas de cocido que vamos a tener al día siguiente: toda una bandeja coronada por una tortilla hecha base de huevo y pan que siempre se come mi hermana. Y mientras prepara la masa a la mañana siguiente, ya me estoy imaginando cómo me voy esconder tras ella mientras hundo mi dedo disimulado para arrancar un pedazo de esa pasta pastosa, blancucha y caliente que sabe a gloria.

Hago una mueca risueña mientras pienso en mis dos platos favoritos de esa semana, sin ser consciente del gran momento que estoy viviendo, sin ver lo efímero de la situación, la fragilidad de la calma y de esa seguridad que da ver a los cinco sentados a la mesa; algo que no ha de durar y sin embargo, se quedará en mi memoria, en mi corazón... Y mientras me llevo a la boca la sopa humeante, miro de reojo a mi madre, porque, como siempre, canta en la cocina.

2 comentarios:

Elige tu idioma

ADELANTE, PODEIS PASAR...

Bienvenidos a este maravilloso espacio, donde quiero compartir mi pasión por la literatura. Expondré cachitos de mí, hablaré de libros que me han gustado y muchas cosas más. Con mucho cariño, para todos vosotros.

COMENTA CON FACEBOOK

SUSTO O MUERTE