MI PASEO FAVORITO

Llevamos más de doce años juntos.
Ha sido un paseo lleno de florecillas  y pequeños cantos rodados que al andar se clavan en la suela de los zapatos. Nunca han sido grandes piedras, pero hemos tenido que quitarlas con cuidado, para que no se queden clavadas o rasguen nuestros pies y así  poder seguir andando y admirando esas flores. Porque hay muchísimas, con multitud de colores, tamaños y olores. Y son maravillosas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

NARRACIÓN DE NAVE LLAMANDO A TIERRA.

MUTACIÓN

AISLADA EN MIS DIAS